On New Year’s Eve of 1992 I slept on my uncle’s house. He was the owner of a video club. They lend me a bed in a room full of VHS cassettes. That night I watched Silence of the Lambs by Jonathan Demme, Awakenings by Penny Marshall, The South by Pino Solanas and The Fisher King by Terry Gilliam.
I was fifteen and was always passionate about films, anxiously waiting “Sábados de Super Acción” (Action movies of the 70s) or the Martial Arts program on public television. We used to eat pizza every friday night at a friend’s house. In their bookshelves they had the complete edition of Cinema Encyclopedia by spanish film critic Román Gubern. I could stay for hours reading those volumes of noir cinema, western, fantasy, etc. There are images from those pages that will remain in my retina forever, for eg. some pictures from Cousin Angelica by Carlos Saura.
But that night, 31st December of 1992, turned into day. It was 9 AM and I was still watching movies. On the New Year ́s family lunch I was a zombie, but then I knew that someday I would study cinema. Since then till today (August 22nd, 2019), 9730 days has passed. I studied Film Studies at UBA (Buenos Aires University) and watched movies, documentaries and TV series daily. I also worked as Set Dresser and Graphic Designer for films and advertisement. Lately, I ́ve been working as a Visual Researcher, a task that I love because I can happily unfold my film memories. I love this work because this knowledge got no expiration date, what’s more, as the years go by it has even more value.
If you ́re interested in hiring me as a Visual Researcher, you can contact me at chan@chantejedor.com
La noche vieja del año 1992, dormí en la casa de mi tío que tenía un videoclub. Me dejaron una cama en una habitación atestada de VHS. En una sola noche vi El silencio de los inocentes de Jonathan Demme, Despertares de Penny Marshall, El Sur de Pino Solanas y El pescador de ilusiones de Terry Gilliam. 
Yo tenía 15 años y siempre había demostrado pasión por el cine, esperaba con ansias los Sábados de Súper Acción en canal 11 o el ciclo Artes Marciales en canal 9. Los viernes de mi infancia en general cenábamos pizzas en la casa de un amigo de la familia, quien tenía en su biblioteca, la Enciclopedia Salvat del Cine de Román Gubern completa. Podía quedarme horas y horas viendo los tomos de cine policial, western, fantástico, etc. Recuerdo imágenes que me quedaron marcadas en la retina para siempre, como por ejemplo, fotos de La prima Angélica de Carlos Saura.
Pero esa noche del 31 de diciembre de 1992 fue diferente porque se hicieron las 9 de la mañana y yo seguía viendo películas, por supuesto que en el almuerzo familiar de año nuevo, estaba hecha un zombie, y aún así supe que algún día, iba a estudiar cine. Desde entonces hasta hoy, 22 de agosto de 2019, han pasado 9730 días. En esos días, estudié la carrera de Artes Combinadas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y casi todos esos días he seguido viendo filmes, series y documentales. He trabajado como ambientadora y diseñadora gráfica de largometrajes argentinos y publicidades internacionales filmadas en Argentina, desde Buenos Aires a Villa Traful. Últimamente he realizado trabajos como referencista, tarea con la que me identifico plenamente porque puedo explayar mi memoria cinematográfica y lo que me encanta por sobre todo de esta práctica es que el conocimiento no sólo no tiene fecha de caducidad, sino que a medida que pasan los años, tiene todavía más valor.
Si te interesa contratarme como Referencista, puedes escribirme a chan@chantejedor.com​​​​​​
Back to Top